El cine más allá de entretenernos, tiene el poder de tocar nuestras emociones y crear un profundo efecto en nuestras vidas y sociedades.